Please assign a menu to the primary menu location under menu

Relojes

Bovet Récital 18 The Shooting Star, el Universo en la muñeca

Bovet es una maison experta en diseñar auténticas piezas maestras de la alta relojería, que se salen de los cánones a los que estamos acostumbrados. Sin duda, su creación más importante es el nuevo Bovet Récital 18 The Shooting Star.

Este reloj se convierte en todo un espectáculo para la vista, gracias a esa extraña fusión entre la esfera y el calibre, que se presentan en un incomparable marco tridimensional. Se trata de un reloj mundial que incluye fases lunares dobles y un espectacular tourbillon con minutos retrógados.

Al contar con tantas funciones, la caja debe estar acorde en tamaño. De ahí sus generosos 46 mm de diámetro. Sorprende el cristal con forma de domo, que permiten que este reloj planetario se llene de luz por todas partes.

Si hacemos un repaso de las complicaciones, podemos observar en el horizonte una semiesfera de laca pulida, que integra un enorme ventanal para las horas. También se encuentra presente en forma circular, un minutero retrógrado y otro circulo más pequeño, para indicar la reserva de marcha de 5 días. No podemos pasar por alto la original representación de los numerales, que le da un toque muy particular.

En la parte derecha del Bovet Récital 18 The Shooting Star, sobresale el hemisferio tridimensional de la hora mundial. Sobre el globo vemos moverse una aguja, que puede servir como indicador de 24 horas o de una segunda zona horaria. El globo está conectado al doble torno que controla las ciudades con los 24 husos horarios.

La parte inferior se ha reservado para el tourbillon de un minuto, que está anclado sobre un puente que une los dos hemisferios, equilibrando el conjunto. Para finalizar, en la parte izquierda del dial se ubica el globo con la doble fase lunar. De esta manera podemos conocer en cada momento y de forma precisa, las fases de la luna, tanto en el hemisferio norte como el sur.

Gracias a su tratamiento luminiscente, por la noche podremos ver como brilla la luna. Este complejo mecanismo solo necesita regularlo una vez cada 122 años.

En la otra cara del reloj vas a poder disfrutar de varios motivos decorativos, que te van a dejar realmente impresionado. Especialmente destacan dos platinas, que lucen un mágico firmamento lleno de estrellas y planetas. Entre ellas se deja ver un espectacular barrilete de oro.

El movimiento es un calibre manual, que ha sido bautizado como 17DM01-HU, el cual funciona a 21.600 alternancias/hora. El Bovet Récital 18 The Shooting Star lo puedes encontrar en dos versiones. Una en  oro blanco y otra en oro rojo. Por supuesto es una edición limitada a 50 ejemplares al año. Lógicamente, esta exclusiva pieza tiene un precio no al alcance de cualquier bolsillo. Nada menos que 356.000 euros. Pero sin duda, vale la pena.

Leave a Response