Please assign a menu to the primary menu location under menu

Relojes

DB28 Kind of Blue Tourbillon Meteorite de De Bethune o como llevar un meteorito en tu muñeca

Hace mucho, mucho tiempo, algunos dicen que más de 5.000 años… un pequeño meteorito que viajaba a través del Universo, cayó en nuestro querido  planeta Tierra. Concretamente en la provincia argentina de Santiago del Estero. Esta roca intergaláctica formada por una aleación de níquel y acero, que durante millones de años se mantuvo intacta para recordarnos la eterna belleza del insondable espacio, ha terminado su viaje en las manos de un prestigioso maestro relojero de la maison De Bethune. En las manos de este alquimista de la alta relojería, la milenaria piedra volvió a la vida, tomando la forma de una pieza de gran hermosura, que ha sido bautizada como  DB28 Kind of Blue Tourbillon Meteorite.Al tenerla frente a frente no podemos dejar de sentir una profunda admiración, por la recreación de una diminuta galaxia, limitada por una caja de 42.6 mm de diámetro,  fabricada en titanio de grado 5 en color azul, en la que se mueven sin orden aparente un sinfín de coloridos gases.

Al fondo se muestra imponente la esfera que se viste de bóveda azul, para adentrarnos en un mundo mágico. Para ello se ha utilizado el mismo meteorito pero pulido en tono azul, con motivos que simulan las doradas estrellas del inalterable infinito.

En el corazón de esta galaxia, encontramos un maravilloso tourbillon, que se mueve con un peculiar balanceo, para indicar el camino a las dos manecillas doradas que sobresalen en la carátula. Vale la pena admirar este espectáculo visual, a través de un cristal de zafiro que ha recibido un doble tratamiento antirreflejante.

El oro rosa domina en el fondo de la caja, donde hallamos una pequeña abertura, a través de la cual se percibe el indicador de reserva de marcha de 5 días. El DB28 Kind of Blue Tourbillon Meteorite no se cansa de presumir a las 6 horas, de un espectacular tourbillon De Bethune 30″ ultraligero, construido en silicio y titanio.

Esta pieza que llega de otros mundos, deja todo en manos de un calibre mecánico de cuerda manual y, aunque viene del espacio, es tan poderosa que puede sumergirse bajo el agua hasta los 30 metros. Para acompañarla se ha escogido una delicada correa de piel de cocodrilo, con hebilla ardillón en titanio azulado y oro rosa.

Leave a Response