Please assign a menu to the primary menu location under menu

Motor

Floyd Mayweather vende su exclusivo Koenigsegg CCXR Trevita

Floyd Mayweather vuelve a estar de moda más que nunca. Y es que según se rumorea por Internet, anda corto de dinero. Quizás ésta se la razón por la que el ex-boxeador ha aceptado medirse en el ring con Conor McGregor, el súper campeón de la UFC. Otro dato importante que parece confirmar esta versión, es que acaba de poner a la venta uno de sus deportivos más espectaculares: el Koenigsegg CCXR Trevita.

La verdad es que nos resulta bastante difícil creer  que “Money” se vaya a desprender de unos de sus lujosos automóviles, teniendo en cuenta lo que le apasionan los coches de lujo. Y más en este caso, ya que solo existen dos Koenigsegg CCXR Trevita en todo el mundo. Hay que recordar que en su exclusiva flota de vehículos, podemos encontrar un precioso Ferrari 458 de color blanco y nada menos que tres Bugatti.

Floyd se hizo con este hyper car en el 2015, después de desembolsar 4,8 millones de dólares (algo más de 4,5 millones de euros).  El Koenigsseg CCXR Trevita es una edición limitada del CCXR, con un motor V8 que ofrece 1.018 caballos de potencia. Sus prestaciones no dejan indiferente a nadie: 415 km/h y la capacidad de de pasar de 0 a 100 km/h en solo 2.8 segundos.

La carrocería fabricada en fibra de carbono, ha sido trata debidamente con una técnica a la que el fabricante ha denominado “Koenigsegg Proprietary Diamond Weave”. Esto hace que dependiendo como le dé el sol, brille como lo hacen los diamantes.

Dentro de su equipamiento hay que destacar los impresionantes frenos carbonocerámicos ABS, que vienen acompañados de llantas de 19” en el eje delante y de 20 pulgadas detrás. Tampoco falta un nuevo colín de escape, sistema de elevación hidráulica, alerón doble, avanzado sistema multimedia, sensor de presión de neumáticos,…

Todavía se desconoce si Floyd ya tiene algunos futuros compradores llamando a su puerta, por el Koenigsseg CCXR Trevita que tiene bien guardado en su garaje de Los Ángeles. Pero no hay duda, que muchos estarían dispuestos a hacer una locura por esta joya automovilística.

Leave a Response