Please assign a menu to the primary menu location under menu

Ocio

Goldgenie presenta su bicicleta de oro chapada en oro de 24k

bicicleta-de-oro

Montar en bicicleta puede convertirse en un capricho tan caro como otro cualquiera. Y es que pedalear nos puede salir más costoso que un Ferrari, si montamos sobre una bici chapada en oro de 24 quilates, cuyo precio ronda los 320.000 euros.

La firma británica que se ha atrevido con semejante excentricidad es Goldgenie, una compañía especializada en cubrir de oro todo tipo de dispositivos, como smartphones y tablets. En los últimos tiempos han dado mucho que hablar sus exclusivos iPhones y iPads, que han llegado a costar casi 5.000 euros.

En este caso, una bicicleta de montaña Giant ha sido cubierta por completo de oro de 24 quilates, desde el manillar hasta las llantas de las ruedas e incluso la cadena. Las únicas partes que se han librado del color dorado, son el asiento, que está cubierto por una delicada gamuza de San Marco y las llantas deportivas SR4 en color negro, todo un símbolo de calidad.

El elevado precio de esta original bicicleta está más que justificado, si tenemos en cuenta que Goldgenie ofrecerá este producto totalmente personalizado. Para ello trabaja en una serie de accesorios y piezas exclusivas, con una amplia selección de acabados para el asiento y el manillar. Esto incluye toda clase de pieles exóticas, delicados cueros y diferentes tipos de piedras preciosas.

Pero no todo es perfecto en la bicicleta de Goldgenie, ya que a pesar de su belleza, al estar forrada de oro hace que la bici se vuelva un poco pesada, por lo que si tenemos prisa para llegar rápidamente a algún lugar, tendremos que pedalear al máximo de nuestras posibilidades.

Claro que un artilugio como éste no está al alcance de cualquiera y tampoco es muy seguro pedalear en determinados barrios. Pero lo que sí estamos convencidos es que no pasará desapercibido. Tal vez sería más práctico y funcional decantarse por un deportivo de lujo, antes que apostar por esta bici dorada.

Leave a Response