Please assign a menu to the primary menu location under menu

Motor

Lotus Elise Sprint, el más ligero y divertido de la gama

Lotus es todo un especialista en deportivos. Una de sus obsesiones es reducir al mínimo el peso de sus modelos, como lo podemos comprobar en el nuevo Lotus Elise Sprint, que ha adelgazado 41 kilos, para marcar en la báscula únicamente 798 kg.

El “truco” como siempre es recurrir a la socorrida fibra de carbono, presente en un buen número de elementos. Esto no ha sido obstáculo para aumentar incluso la potencia del propulsor. En esta ocasión, solamente se producirán 220 unidades de este espectacular súper deportivo.

Su carácter marcadamente deportivo, proporciona una experiencia de conducción única. Además de ser muy ligero, sorprende su gran agilidad y algunos detalles que marcan la diferencia, como la palanca de cambios abierta, que permite admirar a simple vista todo el mecanismo.

La carrocería muestra algunos cambios, tanto en el frontal como en la parte posterior, que incluye nuevos paragolpes, que mejoran sustancialmente la aerodinámica del vehículo y una estética más agresiva que los anteriores Elise Sport. El nuevo difusor incrementa el flujo de aire, dotándole al conjunto de una mayor estabilidad.

Las llantas acabadas en negro, han sido especialmente diseñadas para esta edición. El color usado para algunos componentes del habitáculo, es el mismo que luce la carrocería, donde por cierto aparecen unas discretas franjas, que combinan perfectamente con la tonalidad de la pintura exterior.

Este biplaza estará disponible en varias versiones: por un lado, tenemos un 1.6 litros que ofrece 134 caballos de potencia y 160 Nm de par motor; y por otro, un 1.8 litros turboalimentado, capaz de entregar 217 CV y 250 Nm de par motor. Aunque no estamos hablando de uno de los deportivos más potentes, si es de los más atractivos, sobre todo si tenemos en cuenta la configuración que trae de fábrica y el precio que tiene.

Si nos atenemos a las prestaciones, las mejoras son evidentes. Y es que el Lotus Elise Sprint logra pasar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, por los 4,1 segundos que tarda el Elise Sprint 220El sistema de frenado se ha encomendado a un mecanismo mixto. El eje delantero incorpora material AP y el trasero está equipado por Brembo. Ambos integran ESP con tres niveles de configuración: Drive, Sport y Off.

El chasis que solo pesa 68 kilogramos, está construido con aluminio extruido. Las suspensiones independientes se asocian a amortiguadores Bilstein y muelles Eibach coaxiales.

El próximo mes de abril empezarán a entregarse las primeras unidades del Lotus Elise Sprint, cuyo precio oscilará entre los 43.000 y 51.000 euros, dependiendo del modelo que escojamos.

Leave a Response