Please assign a menu to the primary menu location under menu

Relojes

Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18, un cronógrafo para la competición

Montblanc se está convirtiendo en uno de lo más duros competidores dentro del segmento de relojes deportivos. Una de sus últimas creaciones es el Montblanc TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18. Se trata de uno de los 5 modelos que forman parte de la renovada colección TimeWalker.

Este reloj está impregnado completamente por el espíritu deportivo de las carreras de coches. De ahí que venga preparado para medir con total precisión hasta la milésima de segundo. Tampoco nos ha de extrañar que su diseño esté repleto de elementos que podemos encontrar normalmente en los bólidos de carreras.

Esto vamos a apreciarlo claramente en el indicador de reserva de marcha, que es muy similar a los clásicos indicadores de combustible; o también el indicador de 1/1000 segundo, que nos recuerda a los tradicionales tableros de instrumentos. Y así como éstos, hay innumerables detalles inspirados en los coches de carreras.

El TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 es una pieza de una complejidad inmensa. Buena prueba de ello es que cuenta con dos patentes principales y otras 22 auxiliares. Uno de sus rasgos principales es que está compuesto por 2 motores: uno que se encarga de las funciones relativas al tiempo y otro que sirve para realizar las labores propias de un cronógrafo.

Su calibre de cuerda manual MB M66.26 es monopulsante e incorpora una rueda de pilares y dos volantes. El mecanismo lo forman nada menos que 488 componentes y tiene una reserva de marcha para las funciones de tiempo de 100 horas y de 45 minutos para el cronógrafo.

En la fabricación de este cronógrado se han usado materiales de última generación. Mientras que la caja de 46,4 mm de diámetro está construida en titanio, el bisel está hecho con cerámica y las asas esqueletadas han sido recubiertas con DLC.

Para poder medir hasta 1/1000 de segundo, los ingenieros de Montblanc han desarrollado un volante que late a una frecuencia de 36.000 revoluciones/hora y es capaz de oscilar 50 veces en cada dirección, completando 100 vueltas por segundo. Esta velocidad del oscilador es la que consigue mover una moderna rueda de engranaje, que completa un movimiento de rotación con una velocidad uniforme de diez rotaciones/segundo.

Este cronógrafo es hermético hasta 30 metros. Uno de sus mayores atractivos es la esfera multinivel con rayas horizontales. A las 12 como si fuera un velocímetro, nos encontramos con el indicador de milésimas de segundo. Mientras que a las 3 horas se muestra el indicador de reserva de marcha del cronógrafo. También cuenta a las 6 con un doble contador para los segundos, que también mide cada cuarto de hora.

Este revolucionario reloj TimeWalker Chronograph 1000 Limited Edition 18 de Montblanc  llega en una exclusiva edición limitada a 18 piezas, cada una con un valor de 178.000 euros.

Leave a Response