Please assign a menu to the primary menu location under menu

Relojes

Vacheron Constantin Patrimony Contemporaine calibre 1731, el reloj con repetición de minutos más delgado del mundo

Hoy vamos a retroceder hasta el año 2013, para recordar una de las piezas más impresionantes que se presentó en el Salón Watches & Wonders, que se celebró en Hong Kong: el Vacheron Constantin Patrimony Contemporaine calibre 1731. Si hay algo que distingue a este reloj, son los 8,09 mm de grosor de la caja y los 3,90 de grosor del movimiento.

De esta manera se convirtió en el reloj con repetición de minutos más delgado del mundo, superando por la mínima al Repetition Souveraine de F.P. Journe. Y precisamente, en este tipo de relojes las dimensiones adquieren un mayor valor si cabe, ya que puede afectar a la calidad y al volumen del sonido que emiten sus timbres.

No solamente nos encontramos ante un reloj ultradelgado, sino que además Vacheron Constantin lo ha dotado de una innovación técnica bastante particular. Nos referimos a su regulador de sonería volante, el cual había sido desarrollado para el movimiento 2755.

Esta complicación se encarga de controlar el ritmo al que los martillos percutan los timbres. Dicha función la realizan a través de dos contrapesos, que actúan de freno en el eje de rotación del regulador. Así se puede asegurar la regularidad de la cadencia.

La caja del Vacheron Constantin Patrimony Contemporaine calibre 1731 tiene 41 mm de diámetro, y sigue la línea trazada para esta colección. El único distintivo que lo diferencia de anteriores modelos, es la corredera,  que está localizada en el lado izquierdo de la carrura, y tiene la misión de activar o desactivar la sonería.

En su interior se ha puesto especial cuidado para encajar el mecanismo, de manera que quede el máximo de espacio para que circule el aire. Una circunstancia que es indispensable para que se propague el sonido.

Otro detalle que no podemos dejar pasar por alto, es el hecho de haber prescindido de cualquier tipo de junta, ya que su presencia hubiera amortiguado el sonido. Esta ausencia trae un pequeño inconveniente. Y es que tenemos que tener especial cuidado para que no entre en contacto con ningún líquido, ya que la hermeticidad es completamente nula.

La esfera es muy similar a la de otras versiones de la colección Patrimony Contemporaine. La única particularidad es la presencia de un pequeño segundero entre las 8 y 9 horas. Estamos sin duda ante un guardatiempo, que marca todo un hito dentro de la Alta Relojería, tanto a nivel estético como técnico.

El Vacheron Constantin Patrimony Contemporaine calibre 1731 está  disponible en oro rosa de 18 quilates  5N, por una cifra que ronda los 335.000 €.

Leave a Response