Drive de Cartier, el nuevo icono masculino

El Salón Internacional de la Alta Relojería de Ginebra 2016 fue el escaparate escogido por Cartier, para presentar una de sus creaciones más representativas. Nos referimos a Drive de Cartier, el clásico reloj con forma de cojín, que va evolucionando en diferentes versiones.

Su caja disponible en oro rosa o acero, incorpora una enigmática esfera guilloché (en color negro, gris o blanco), con números romanos y agujas en forma de espada. El fondo transparente nos da la oportunidad de admirar el movimiento 1904 MC de manufactura propia, que además vamos a encontrar en dos versiones.

Por un lado tenemos el 1904-PS MC, que llega con horas, minutos, un pequeño segundero y la fecha; por otro lado el 1904-FU MC se presenta con un segundo huso horario, indicador día/noche, gran fecha y un pequeño segundero. Tampoco falta el reloj Drive de Cartier en un modelo de Alta Relojería, con un tourbillon volante 9452 MC y además certificado con el «Poinçon de Genève».

Pero seguro que te estarás preguntando qué es un “hombre Drive”. Pues bien, para la maison  es alguien independiente, con instinto, que no renuncia a la elegancia y que le gusta vivir bien. En realidad habla de un hombre atemporal, que aunque se comporta con naturalidad, aprecia las cosas bellas de la vida y el placer que le pueden aportar. Obviamente su reloj representa su propia personalidad, su estilo de vida. Porque conoce, que los detalles son los que marcan la diferencia.

Este Cartier es el guardatiempo perfecto para ese “hombre Drive”. Esta impresionante pieza está inspirada en el apasionante mundo de los coches clásicos, de donde toma sus sinuosas curvas, que le dan ese atractivo tan especial. Con una sola mirada basta para decirlo todo. No hacen falta más explicaciones.

Drive de Cartier posee una distinción innata, que hace que nos fijamos en él, pero con la seguridad del que sabe que no le hace falta llamar la atención. Ya sea por las líneas de su diseño o por el generoso volumen de su caja, es imposible retirar la mirada. Son muchos los detalles que hacen que nos quedemos prendados de él al primer instante, como ese precioso cristal de zafiro abombado que sirve de protección a la esfera.

 

Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.