Los 5 yates más grandes del mundo

Un yate es sinónimo de riqueza y su tamaño es directamente proporcional a la riqueza de su dueño, es una ley no escrita que todos conocemos así que hoy vamos a hacer nuestro particular ranking “Forbes” basándonos exclusivamente en el tamaño de los yates. Estos son los 10 más grandes.

Azzam (180,61 metros)

Construído por el astillero alemán Lürssen fue presentado en octubre de 2013, el Azzam ha mantenido su título de mayor superyate de propiedad privada durante casi 8 años. El diseño interior fue realizado por Christophe Leoni, que optó por el estilo imperio francés. Los exteriores fueron realizados por Nauta Yacht Design y la ingeniería fue supervisada por Mubarak Saad al Ahbabi. Con una velocidad máxima de más de 31,5 nudos, cortesía de su ingeniosa propulsión por chorro de agua, el gigante Azzam además de grande es muy rápido. Es propiedad de Hamdan Bin Mohammed bin Rashid Al Maktoum., el Emir de Abu Dabi y le hemos podido ver atracado en España varias veces. Hay mucho secretismo sobre su interior e incluso se desconce el número de suites que tiene aunque se rumorea que tiene 50. Tiene una tecnología propia de un buque de guerra con un sistema antimisiles e incluso un submarino. Su precio se estima en unos 600 millones de dólares y su coste de mantenimiento ronda los 60 millones de dólares anuales.

2. Eclipse (162,5 metros)

El que durante tres años fue superyate más grande del mundo hasta que lo “eclipsó” el Azzam, salió del astillero de Blohm+Voss en 2010. Eclipse cuenta con acabados interiores personalizados especialmente desarrollados por Terence Disdale Design, que se encargó de todo lo relativo al diseño interior, la distribución de la cubierta y el diseño y la construcción de la superestructura. El Eclipse es un barco de gran tamaño, que puede convertirse en una pista de baile, y tiene capacidad para albergar tres helicópteros. Pertenece al multimillonario empresario ruso  Roman Abramóvich, quien además de tener negocios petroleros, es dueño del equipo de fútbol inglés Chelsea Football Club y tiene una flota de cuatro yates en total. Posee un sistema de seguridad casi militar que está compuesto por un sistema de defensa antimisiles, un sistema de detección de intrusos y un sistema anti paparazzi. Su tripulación es de 70 personas que prestan servicio a los 46 invitados. Su precio oscila alrededor de los 450 y los 800 millones de euros.

3. Dubai (162 metros)

Este superyate tiene un nombre muy apropiado, ya que es el yate real del jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum de Dubai. Fue encargado originalmente por el Príncipe Jefri de Brunei en colaboración con Blohm+Voss y Andrew Winch. Sin embargo, su superestructura sólo estaba parcialmente terminada cuando se suspendió el proyecto. El gobierno de Dubai adquirió entonces el proyecto y encargó su construcción a Kostis Antonopoulos, de Platinum Yachts. El yate real cuenta con una amplia gama de instalaciones acordes con el estatus de su propietario. Las cinco suites VIP y las seis suites de invitados del Dubai tienen balcones abiertos y han sido diseñadas especialmente por Nakheel Interiors. También cuenta con un garaje para submarinos y una plataforma de aterrizaje para un helicóptero Sikorsky UH-60 Black Hawk.

4. Dilbar (156 metros)

Mientras que Azzam es considerado el yate más grande del mundo si se mira su eslora, Dilbar domina en términos de tonelaje (156 metros de eslora, 23 de ancho y 30 de altura, con 80 miembros de tripulación). El superyate diseñado por Espen Øino pertenece al multimillonario uzbeko Alisher Usmanov. Dilbar posee algunas características realmente innovadoras, como una piscina de 180 metros cúbicos y una central eléctrica diésel de 30.000 kilovatios. A pesar de su gran volumen, sólo puede albergar a 24 huéspedes en sus 3.800 metros cuadrados de espacio habitable, pero cuenta con una asombrosa tripulación de 100 personas, que se asegura de que los visitantes reciban el máximo cuidado y atención. Costó 545 millones de euros cuando se compró en 2016. Le hemos visto recientemente en el puerto de Barcelona y es que tiene un problema, no cabe en muchos puertos medianos.

5. Al Said (155 metros)

Al Said, el principal buque de la Royal Yacht Squadron de Omán, lleva el nombre de su propietario, el sultán Qaboos bin Said Al Said de Omán. Este yate de 155 metros también fue diseñado por Espen Øino y construido en el astillero Vegesack de Lürssen bajo el nombre de “Proyecto Girasol”. El Al Said sube la apuesta con una tripulación aún mayor de 150 miembros y alojamiento para 65 invitados. Cuenta con amplios espacios para entretener a los invitados, siendo su pieza estrella la sala de conciertos a bordo, con capacidad para una orquesta de 50 músicos.

calopez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.