Ortega Submersible: el submarino personal más rápido del mundo

ortega-submersible

El nuevo capricho de los multimillonarios son los submarinos personales. Pequeñas embarcaciones diseñadas para llevar 1 o 2 personas, que te permiten explorar las maravillas del mundo submarino, con total comodidad e independencia. Este es el caso de Ortega Submersible: el submarino personal más rápido del mundo.

Hoy en día ya empieza a ser normal, que muchos yates de lujo vengan equipados con estos “juguetes náuticos”. El problema de este tipo de embarcaciones es la autonomía de la batería, que limita bastante el tiempo que podemos estar bajo el agua.

Pero gracias a los increíbles avances de la tecnología, estos obstáculos se van a ir superando. Y es que los nuevos submarinos personales, prometen llevarte a las profundidades mucho más rápido de lo que te puedas imaginar. Esto permitirá aprovechar más el tiempo para estar explorando los fondos marinos.

ortega-submersible-2

Nos estamos refiriendo al Ortega Submersible, un nuevo tipo de submarino personal fabricado por la firma holandesa Ortega. Actualmente es considerado el submarino más rápido del mundo, capaz de llevar a sus ocupantes a profundidades que rozan los 100 metros en apenas unos segundos. Y todo ello gracias a dos potentes motores eléctricos.

Una vez bajo el agua, el submarino se puede desplazar a una velocidad de 11 nudos (poco más de 20 km/h). En su interior lleva un moderno equipo de oxígeno y todas las medidas de seguridad necesarias. Además hay bastante espacio para transportar hasta 250 litros.

La empresa ha desarrollados dos modelos diferentes: el MK.1B y el MK.1C, que pueden acoger cada uno entre 2 y 3 personas. Una vez en la superficie, el submarino personal Ortega Submersible se mueve también con mucha rapidez, mediante un original sistema con aletas.

Hay que tener en cuenta que las cabinas de este sumergible son descubiertas, por lo que el buzo debe tener todo su equipo preparado antes de iniciar el descenso al fondo del mar. Y para que todo sea más sencillo, el Ortega Submersible puede aparcarse en las profundidades, como si de un coche se tratara.

 

Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.