Casa Domo en Tailandia: cuando se quiere, se puede…

 

casa-domo-steve-areen-1

 

Por: Angelo Du Bois

 

Todos tenemos una vocación, eso es seguro, pero muchos jamás ven sus ambiciones evocadas a dicha vocación por diversos factores vivenciales. No es el caso de Steve Areen, un asistente en vuelo de Delta Airlines, quien se lanzó con zapatos y todo a la piscina para llevar a cabo el primer paso de uno de sus más grandes sueños, construir viviendas. De tal forma nació la primera ‘casa domode Steve Areen, una pequeña pero confortable vivienda que me hace recordar a la casa de Bilbo y Frodo Bagins en La Comarca (El Señor de los Anillos).

Erigida en tierras tailandesas, donde la ley es muy permisiva en materia de bienes raíces, justo en el medio de una granja, la casa-domo fue construida con elementos que fácilmente se encuentran en los alrededores de la propiedad, algo que contribuyó de gran manera al bajísimo costo de construcción (US$ 8000) y al aún menor tiempo transcurrido para la finalización de la obra (6 semanas).

Con tan solo 46 m², esta bella y curiosa residencia cuenta con todos los ambientes básicos para poder ser habitada sin mayores inconvenientes; aunque es más que fijo que solo será utilizada para ocasiones especiales y con motivo de relax y disipación mental.

El próximo proyecto del talentoso pseudo-arquitecto será en Oregón, Estados Unidos. Habrá que seguirle el rastro…

 

casa-domo-steve-areen-2

 

casa-domo-steve-areen-3

 

* Fuente de imágenes: ‘architectism.com’, ‘inhabitat.com’, ‘satulingkar.com’

Angelo Du Bois

Escritor en género narrativa, redactor profesional, experto en tecnología, geek por excelencia... la nostalgia por los ochenta y noventa está presente en su ser a cada minuto del día...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.