Virgin Atlantic comienza a usar “Google Glass” para atender a sus pasajeros de primera clase

google-glass-virgin-atlantic

La aerolínea británica Virgin Atlantic propiedad de Richard Branson, ha puesto en marcha en el aeropuerto londinense de Heathrow, un programa piloto que durará seis semanas, durante las cuales sus empleados comenzarán a probar las ya populares “Google Glass”, con el fin de mejorar el servicio a sus clientes. También lucirán en sus muñecas un “SmartWatch” de Sony, el reloj con Android que servirá de complemento perfecto a las lentes con pantalla.

El personal de Virgin Atlantic usará las gafas desarrolladas por Google para atender a los pasajeros de clase alta que vuelan desde su terminal. De esta manera se convertirá en la primera en la industria que comenzará a aplicar los últimos avances en tecnología portátil, para personalizar la experiencia de viaje de los clientes y evaluar los beneficios para los consumidores, así como otras posibilidades de negocio.

Gracias a “Google Glass” los viajeros serán recibidos y atendidos por su nombre en la T3 de Heathrow por los empleados de la compañía anglosajona, quienes mientras les acompañan para realizar el check-in, podrán proporcionarles la información más actualizada sobre el vuelo, así como las condiciones climatológicas y los eventos más importantes que están teniendo lugar en la ciudad a la que van a viajar. Y todo ello dirigiéndose al cliente en su lengua nativa. En un futuro cercano la aerolínea espera introducir otros servicios más particularizados, como identificar el tipo de bebida y comida que prefieren sus pasajeros.

Igualmente Virgin Atlantic está trabajando en otros aspectos del vuelo, por ejemplo, introduciendo ventanas más grandes en sus nuevos aviones 787. Además ya ha empezado a activar la conexión Wi-Fi en sus aeronaves y sus pasajeros ya pueden usar sus móviles a bordo para enviar mensajes o consultar redes sociales como Facebook. Su objetivo es claro: seguir innovando para cubrir todas las necesidades que los viajeros de primera clase están demandando actualmente y que el volar se convierta realmente en un placer.

 

 

Deja un comentario