Así es la nueva limusina blindada de Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos

presidential-state-car

Como ya sabréis Donald Trump es el nuevo Presidente de los Estados Unidos, tras ganar inesperadamente las presidenciales norteamericanas. El multimillonario estadounidense, será investido Presidente de los EE.UU. el próximo mes de enero de 2017. Y nada más empezar, le tocará estrenar la nueva limusina blindada, que lleva el sobrenombre de “The Beast” (“La Bestia”).

Aunque todos los detalles que rodean a la nueva limusina presidencial son de alto secreto, ya se han filtrado algunas fotografías del automóvil, realizando algunas pruebas en la factoría de General Motors.

Obviamente, el vehículo viene de fábrica completamente equipado con la más avanzada tecnología para proteger al Presidente y a la Primera Dama. Se trata de un nuevo modelo de Cadillac, que incluye un fuerte blindaje y por supuesto cristales a prueba de balas.

El nuevo automóvil presidencial llega con la carrocería pintada en negro y gris plateado, como nos tiene acostumbrados tradicionalmente. La limusina que acompañará a Donald Trump en todos sus desplazamientos, ha sido bautizada con el nombre de “Presidential State Car”. Aunque en el Servicio Secreto la conocen más como “Limo One”.

Según las informaciones que se conocen, se ha invertido más de 13 millones de euros en desarrollar este vehículo. Además la Casa Blanca dispone de una flota de 12 automóviles, que siguen al Presidente por todos los Estados Unidos para protegerle. Cada uno de estos coches está tasado en casi €1.5 millones.

presidential-state-car-2

La limusina blindada tiene un peso cercano a las ocho toneladas. Esto es debido a la estructura blindada que recubre todo el chasis. Cada puerta mide nada menos que ocho pulgadas de grosor y están preparadas para sellar completamente el habitáculo, en caso de sufrir un ataque biológico.

También las ventanas se encuentran totalmente selladas. En el interior hay un sistema que proporciona oxígeno suficiente, para que se mantenga siempre fresco el ambiente, incluso en el caso que en el exterior el aire esté contaminado.

Los neumáticos están forrados de Kevlar para protegerlos de cualquier explosión. Igualmente el tanque de combustible viene sellado con un blindaje especial, para evitar que explote si hay un impacto directo.

Por supuesto no faltan otras medidas de seguridad, como GPS, cámaras de visión nocturna y un avanzado sistema de comunicación vía satélite, para que Donald Trump esté siempre conectado con sus asesores. Como medida extrema, no faltan bolsas de sangre, en el caso que el Presidente necesitará de forma urgente una transfusión.

En el siguiente vídeo podrás confirmar todas estos detalles que te estamos adelantando:

 

 

 

 

Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.