Richard Mille RMS05: la estilográfica mecánica solo para sibaritas

richard-mille-rms05

La firma suiza Richard Mille es conocida mundialmente por sus exclusivos y originales relojes, como el RM 68-01 Tourbillon Cyril Kongo. Pero al igual que otros fabricantes de la industria relojera, han decidido expandir el negocio hacia otros complementos masculinos. En esta ocasión le toca el turno a Richard Mille RMS05: la estilográfica mecánica solo para sibaritas, presentada en el Salón Internacional de la Alta Relojería (SIHH).

La pluma está fabricada con cientos de capas superpuestas de carbono NTPT, de color gris oscuro, un material fuerte pero liviano a la vez, muy similar al acero de Damasco. En cuanto al plumín es de oro blanco de 18 quilates, con contrastes de diferentes tonos de mates.

Pero el principal atractivo de esta lujosa estilográfica, es un original sistema mecánico, basado en el repetidor de minutos, que se encarga tanto de la apertura como de su funcionamiento. Al apretar un botón ubicado en la parte superior de la pluma, se libera la punta del plumín. Para que se recoja y vuelva a su posición original, solo tenemos que poner el capuchón.

Todo el mecanismo automático que se encarga del movimiento está fabricado en titanio. Son 12 joyas que se ocupan de que los engranajes laminados en rodio, puedan funcionar sincronizadamente. La parte mecánica está insertada en una caja de carbono con componentes de cristal de zafiro.

richard-mille-rms05-2

La RMS05 es una estilográfica con un aspecto atrevido y por supuesto como suele ser habitual en esta casa, hecha completamente a mano. Para desarrollar esta pieza única, se ha dedicado más de cuatro años de investigación, ya que usa la misma tecnología que Richard Mille emplea en sus lujosos relojes. Para que no falte ningún detalle, lleva incorporado un ingenioso sistema para cambiar el cartucho de la tinta, sin que se altere el movimiento normal de la pluma.

Para escribir con la pluma RMS05 de Richard Mille no hace falta hacer nada especial, solamente tener en cuenta un detalle: no se necesita presionar sobre el papel, como haríamos normalmente con un bolígrafo convencional.

Aunque no se trata de una edición limitada, es bastante probable que dada la complejidad de la estilográfica, se fabricarán pocas unidades. Si eres de los que te encanta escribir y puedes permitírtelo, nada mejor que una pluma con la calidad y la clase de la RMS05, que podrás adquirir por casi €96.000, en cualquiera de las tiendas que Richard Mille tiene distribuidas por todo el mundo.

 

 

Oscar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.