Siéntete como un astronauta con Air ZERO-G

¿Quién no ha soñado alguna vez con desafiar la ley de la gravedad y flotar en el aire como si fuera un astronauta? Pues ahora podrás vivir esta increíble experiencia de ingravidez, subiéndote a bordo de un A310, propiedad de Zero Gravity Corporation.

Esta compañía con sede en Arlington, Virginia (Estados Unidos), es la primera en EE.UU. en ofrecer vuelos Zero-G a particulares. Para ello utiliza un avión Airbus A310, que realiza alrededor de 15 parábolas para provocar el efecto de ingravidez total. Además, para que la experiencia sea lo más completa posible, simula vuelos gravitacionales a la Luna y Marte.

Ahora podrás vivir en primera persona, la sensación de ingravidez que tienen los astronautas cuando viajan al espacio exterior en un cohete. Para ello solo tienes que subirte a uno de estos aviones, especialmente diseñados para esta clase de vuelos. Sin duda será una experiencia única que recordarás toda tu vida y que querrás volver a repetir.

Y es que no hay nada tan extraño e inolvidable a la vez, como sentir la ausencia total de peso. Además, es muy divertido, porque puedes realizar todo tipo de movimientos y posturas, que aquí en la Tierra serían imposibles. Y por supuesto completamente seguro, sin ningún tipo de consecuencias. Toda una aventura que podrás vivir en este tipo de aviones de gravedad reducida, que recrean ambientes sin peso. Esta clase de aeronaves se suelen utilizar para realizar investigaciones, entrenar astronautas e incluso filmar películas de temática espacial.


Seguro que te estarás preguntando cómo funcionan los vuelos Zero-G. Pues es muy sencillo. Para simular la gravedad cero, se hacen una serie de maniobras parabólicas, que sirven para contrarrestar la ley de la gravedad. Vamos a explicarlo con un ejemplo para que se entienda mejor.

Imaginemos por un momento, un avión volando hacia la cima de una montaña, en un ángulo de 45 grados. Al llegar arriba y nivelarse, y posteriormente bajar de golpe, la gravedad parece que desaparece. Entonces todo lo que hay dentro del avión comienza a flotar.

Los vuelos de Air Zero-G se realizan a bordo de un Airbus A310, que forma parte de Novespace, una filial del CNES (Agencia Espacial Francesa). Ya van más de 100 vuelos y 13.000 parábolas. Los ingenieros de Novespace se encargan de controlar todos los vuelos parabólicos. También cuenta con un personal de seguridad (incluido un médico) altamente cualificado, que te darán la bienvenida y te guiarán durante todo el vuelo.

Esta experiencia de ingravidez con Air ZERO-G tiene un coste aproximado de 6.000 euros. La verdad es que vale la pena. Seguro que no te arrepentirás.

Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.