Please assign a menu to the primary menu location under menu

Relojes

Breitling Superocean Héritage II, la nueva cara de la aventura

Breitling lanzó hace 60 años su primer reloj de buceo profesional, al que bautizó como Superocean. Muy pronto se convirtió en uno de los relojes preferidos por muchos submarinistas y aficionados a este deporte. Desde entonces ya han pasado unas cuantas generaciones de este guardatiempo, que no deja siempre de sorprendernos.

La firma suiza ha decidido actualizar este modelo, pero manteniendo las características originales. La novedad más importante de la nueva colección Superocean Héritage II es la inclusión de un bisel de acero con aro de cerámica high tech de una enorme resistencia, que además de ser resistente a los golpes, no se puede rayar.

Al eliminarse el aro metálico que se encontraba alrededor del minutero, el bisel consigue integrarse a la perfección en la esfera, consiguiéndose una combinación estética bastante llamativa, en la que no falta el logotipo del Superocean original.

Este reloj está disponible en tres versiones de 42 y 46 mm de diámetro respectivamente, así como un cronógrafo también de 46 mm. La caja se presenta en tres tonalidades: azul, negro y bronce. En este último caso viene acompañada de una espectacular correa confeccionada con cuero y caucho a juego. También podemos encontrarla en piel de cocodrilo. En todo caso, todos los modelos cuentan con una particular versión en brazalete con acero trenzado, inspirado en el modelo de 1957.

El nuevo Superocean Héritage II Chronographe 46 presume de un movimiento de cronógrafo automático con calibre Breitling 14, que además cuenta con la certificación COSC.

Por otro lado, la caja fabricada en acero, lleva una corona atornillada y se puede sumergir hasta los 200 metros.  Hay que resaltar que lleva cristal de zafiro abombado antirreflejante por ambos lados y una esfera que podemos encontrar en tres versiones diferentes: azul Mariner, negro Volcano y Bronce Copperhead.

 

 

Leave a Response