Please assign a menu to the primary menu location under menu

Motor

Rolls-Royce Sweptail, el coche más caro del mundo

¿Queréis sabes cuál es el coche más caro del mundo? Pues casi con toda probabilidad es el Rolls-Royce Sweptail, un lujoso automóvil presentado en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este. Este exclusivo vehículo ha sido hecho a medida de un cliente, durante nada menos que cuatro años de intenso trabajo.

Todo empezó en el 2013, cuando la prestigiosa marca de lujo británica, recibió un encargo más costoso de lo habitual. Y es que aunque las cifras no han sido confirmadas, se habla que el precio de este Sweptail supera los 11 millones de euros. Esto es lo que cuesta tener un Rolls-Royce a imagen y semejanza de su propietario.

Este modelo en concreto, está inspirado en las carrocerías de 1920 y en embarcaciones de lujo, ya que el cliente es un apasionado coleccionado de súper yates. El resultado es un vehículo único, donde destaca el borde del parabrisas, y muy especialmente la caída del techo tipo Shooting Brake, que remarca la longitud del vehículo.

La parte frontal aunque es menos radical, y conserva muchas de las piezas originales, también incluye otros elementos nuevos, como un renovado parachoques y unos grupos ópticos bastante originales.

No se han dado muchos detalles sobre la motorización, pero si levantamos el capó del Rolls-Royce Sweptail, nos vamos a encontrar con un propulsor que estará sobre los 450 caballos. Lo que no está nada mal para una máquina como ésta.

Se nos olvidaba decir, que el techo además de tener forma triangular, está fabricada completamente en cristal. Esto hace que la luz natural inunde el habitáculo, donde encontramos materiales de primera calidad trabajados artesanalmente, como el ébano, cueros de diferente tipo y titanio. Aunque es de estilo clásico, obviamente también hay cabida para la alta tecnología. Un detalle importante, es que se han suprimido las plazas traseras.

En la consola central hay un botón que al pulsarlo, pone en marcha un mecanismo, que despliega un pequeño refrigerador con una botella del mejor champán y dos copas de fino cristal. Otra de las sorpresas que nos trae este exclusivo Rolls-Royce, son las dos maletas ocultas en la parte exterior, a ambos lados del vehículo. Estos maletines vienen a juego con un set completo de equipaje revestido en madera y aluminio, que descansa en el maletero.

Leave a Response