El cupcake (magdalena) más caro del mundo

El cupcake más caro del mundo

Si se acerca el cumpleaños de su pareja y está pensando en un regalo para sorprenderla, puede tomar buena nota de la sorprendente iniciativa de un enamorado esposo, al que se le ocurrió la brillante idea de encargar a Lisa Sanguedolce, propietaria de la popular pastelería Le Dolci ubicada en la ciudad de Toronto, un cupcake para regalar a su mujer por su 40º cumpleaños.

Tal demostración de amor nació con la intención de deleitar a su mujer con un dulce que recordara los viejos momentos vividos y abriera la esperanza de un futuro prometedor. Para cumplir con el encargo se reunieron varios días en Le Dolci el maestro pastelero Devonne Sitzer y la diseñadora Annie Sung Lee, hasta dar con la fórmula ideal.

Según The Toronto Sun, el equipo de pasteleros elaboró una mezcla con algunos de los ingredientes que más le gustaban a ella junto a otros productos que le apetecían a él. Comenzaron trabajando con un bizcocho con harina, azúcar, miel y sal. Posteriormente lo rellenaron con crema de vainilla y moka. Una vez preparada la base, tocaba el turno de ponerle imaginación.

En este punto se tuvo muy en cuenta los deseos del cliente que quería que el champagne fuera el gran protagonista, para ello se recurrió a una técnica muy particular de la denominada gastronomía molecular, elaborando una especie de burbujas de champagne que al entrar en contacto con el paladar “explotaban”.

El toque mágico para esta magdalena tan especial que la hace diferente a cualquier otra repostería de lujo la puso el oro comestible, con el que no solo se espolvoreo el pastel, sino que además se recrearon unas flores elaboradas en oro, sobre una base de café Kona Blue Mountain y chocolate Amadei italiano.

Para completar tan singular diseño, se colocaron láminas de oro comestible en el contorno de la base, de la que surgían ramas y hojas “doradas”. Y la guinda la puso una cápsula de coñac Courvoisier, una edición limitada de 21 años, toda una delicia para los sentidos. Difícilmente se vuelva a elaborar en Le Dolci un cupcake de 670 euros. Seguro que éste quedará para la posteridad.

Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.