Las 10 Casas más Caras de Estados Unidos

east-hampton-home

El mercado de viviendas de lujo en EE.UU. vive un momento muy dulce, que ha traído consigo un aumento de los precios y varios récords de ventas, como lo atestigua el listado de las 10 casas más caras de Estados Unidos que ha publicado el portal LuxuryLaunches.

Las mansiones de los multimillonarios norteamericanos incluyen toda clase de comodidades y caprichos, como cines, piscinas cubiertas y lagos artificiales. Sus adinerados propietarios no son famosos actores de Hollywood como Tom Cruise o cantantes de fama mundial como Ricky Martin. Muchas de estas casas pertenecen a dueños de grandes fortunas o presidentes de conocidas multinacionales.

La mansión más cara vendida en el mercado estadounidense está localizada al este de Long Island en Nueva York y es propiedad del inversionista Barry Rosenstein, que pagó por ella la friolera de $147 millones (€131 millones). El segundo puesto lo ocupa “Copper Beech”, 50 acres que incluye dos islas privadas con sus respectivos muelles privados, adquiridos por el magnate Jhon Rudey por $120 millones (€107 millones).

A continuación os presentamos el exclusivo ranking de las 10 casas más caras de Estados Unidos, que suman en total un valor de 953 millones de euros:

  1. Casa en East Hampton – Vendida por $147 millones (€131 millones)
  1. Copper Beech Farm – Vendida por $120 millones (€107 millones)
  1. Propiedad Woodside en California – Vendida por $117.5 millones (€105 millones)
  1. Propiedad en Los Hamptons – Vendida por $103 millones (€92 millones)
  1. Propiedad Fleur de Lys en Los Ángeles – Vendida por $102 millones (€91 millones)
  1. Casa Urbana en NYC – Vendida por más de $100 millones (€89 millones)
  1. Mansión in Los Altos Hills – Vendida por $100 millones (€89 millones)
  1. Propiedad Palm Beach de Donald Trump – Vendida por $95 millones (€84.9 millones)
  1. Propiedad Bel Air – Vendida por $94 millones (€84 millones)
  1. Rascacielos One57 de Nueva York – Vendido por $90 millones (€80 millones)

 

 

 

Deja un comentario