Please assign a menu to the primary menu location under menu

Relojes

Mille Miglia Acero Edición Limitada, el reloj de Chopard inspirado en “la carrera más bonita del mundo”

Chopard es desde 1988, cronometrador oficial y patrocinador de la prestigiosa Mille Miglia, la carrera más famosa del mundo para coches clásicos. Con este motivo, la empresa suiza ha creado una emblemática gama de relojes deportivos de lujo, que hoy en día se ha convertido en todo un icono de la marca.

Gracias a un diseño muy particular, fácilmente identificable, esta colección es considerada por los más entendidos, como todo un referente de la relojería más vanguardista.

Esta colección Mille Miglia está formada por dos líneas. La primera, es la Mille Miglia Classic, y está compuesta por piezas inspiradas en los automóviles más antiguos, que van desde 1927 hasta 1940. Destacan por su diseño elegante con toque vintage.

La segunda es la Mille Miglia GTS (Grand Turismo Sport). Son relojes con un estilo más contemporáneo, que toman como fuente de inspiración a modelos más recientes. Siguiendo la más estricta tradición del trabajo artesanal, las versiones Power Control y Automatic incluyen movimientos Chopard, que han sido fabricados completamente en los talleres que la firma tiene en Fleurier Ebauches.

Todos los relojes de la colección Mille Miglia llaman la atención por la amplia variedad de esferas y funciones, entre las que destacan  el cronógrafo y el taquímetro. Las cuales resultan muy útiles en las carreras de coches.

El modelo que os traemos hoy es el Mille Miglia Acero Edición Limitada. Con esta pieza Chopard quiso homenajear el año pasado a “la carrera más bonita del mundo”. Es una pieza con grandes prestaciones, ideal para todos los aficionados a  las competiciones de coches clásicos.

Incorpora un cronógrafo Chopard certificado por el COSC. Nos referimos al 03.05-C, un movimiento de gran precisión. Su caja de 46 mm de diámetro, encierra grandes números árabes, manecillas luminiscentes y segundero cronógrafo en tono “rosso corsa”, que le proporciona una gran legibilidad.

Este modelo construido en acero, cuenta con una gran autonomía, gracias a una reserva de marcha de 60 horas. Se trata de una pieza cómoda y con estilo, que luce asas con forma cónica y una esfera que nos recuerda al salpicadero de los coches retro.

Además, presenta una discreta ventana de fecha entre las 4 y las 5, y una delicada correa de piel, para reafirmar un look marcadamente deportivo. En definitiva, el reloj perfecto para acompañarnos en la mítica ruta de Brescia a Roma. Y solo por 9.660 euros.

Leave a Response