Floatwing: una casa flotante para los amantes de la aventura

floatwing

La Arquitectura es una disciplina que está en continúa innovación, para poder atender las necesidades que tienen muchas personas de alejarse del bullicio de las ciudades y vivir una experiencia diferente. Una de las últimas tendencias que más éxito están teniendo, son los hogares náuticos, como Floatwing: una casa flotante para los amantes de la aventura.

FloatWing es una vivienda prefabricada con 2 motores fueraborda, creada tanto para permanecer amarrada, como para pasearse por aguas tranquilas. Puede alcanzar una velocidad máxima de casi 6 km/h y aunque ha sido desarrollada para moverse tranquilamente por aguas sin mucha corriente, es capaz de soportar olas de 1,2 metros de altura.

Esta casa flotante tiene una estructura modular, que permite elegir tanto el tamaño como la distribución. El modelo básico tiene 6 metros de ancho y 10 de largo. Dispone además de 3 habitaciones, baños, terraza, bodega, cocina americana completamente equipada (frigorífico, horno, lavavajillas,…) y hasta un solarium en la parte superior.

floatwing-2

A medida que se vayan incluyendo otros módulos, se puede construir una casa de 18 metros de largo e incluso con 4 pisos de altura. Además está revestida con madera aislante y cuenta con enormes cristaleras para que se pueda aprovechar al máximo la luz solar y se pueda disfrutar de las mejores vistas.

La casa flotante Floatwing es un proyecto de la compañía portuguesa Friday, en colaboración con Amorim Isolamento y Constálica. Se trata de un proyecto completamente innovador, cuyas líneas maestras son la eficiencia, independencia energética y sostenibilidad medioambiental. 

Para garantizar estos principios, Floatwing incorpora paneles solares y un sistema de tratamiento de aguas residuales, que le proporcionan una autonomía de una semana. También cuenta con calefacción y aire acondicionado.

Floatwing se puede adquirir a través del portal de Friday,y su precio oscila entre los 95.000 y los 250.000 euros, dependiendo de los módulos que escojamos. En solo 4 meses la casa flotante estará lista para enviarse en contenedores a la dirección del cliente. Y si en algún momento decidimos mudarnos a otro lugar, se puede desmontar y trasladar muy fácilmente, en solo 2 o 3 semanas, y por solo 20.000 euros.

Oscar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.